Afroamericanos, Noticias, Racismo

En fotos, vigilia en memoria a los asesinados en Charleston

El miércoles, un hombre blanco abrió fuego durante una reunión de oración en el interior de una histórica iglesia negra, matando a varias personas, incluyendo a la pastora, en un […]

El miércoles, un hombre blanco abrió fuego durante una reunión de oración en el interior de una histórica iglesia negra, matando a varias personas, incluyendo a la pastora, en un asalto que las autoridades describieron como un crimen de odio.

Los habitantes de Charleston construyeron un memorial y planearon una vigilia el viernes para repudiar todo lo que el hombre armado podría esperar lograr matando a nueve líderes de la comunidad negra en el interior de una de las más importantes iglesias afroamericanas de la nación.

“Una persona odiosa vino a esta comunidad con la idea loca de que sería capaz de dividir, pero lo único que hizo fue unirnos y hacernos amarnos aún más,” dijo el Alcalde Joseph P. Riley Jr. al describir los planes de la vigilia nocturna en un estadio deportivo cerca de la iglesia.

El gobernador de Carolina del Sur, Nikki Haley, dijo que el estado “absolutamente” querrá la pena de muerte para Dylann Storm Roof, quien presuntamente abrió fuego después de estar el miércoles por la noche en una sesión de estudio bíblico en la Iglesia Episcopal Metodista Africana Emanuel.

Un flujo constante de personas trajo flores, notas y compartió sus pensamientos sombríos en un memorial que crece frente a la iglesia, calificada por el presidente Barack Obama como “un lugar sagrado en la historia de Charleston y en la historia de Estados Unidos”.

Al producirse el tiroteo, la base de datos de Mother Jones actualizó sus datos. El estudio dice que desde 1982 se han producido al menos 70 tiroteos contra la población a lo largo del país. Con matanzas desplegadas en 30 estados, desde Massachusetts hasta Hawai. Treinta y tres de estos tiroteos en masa han ocurrido desde el 2006 —siete sucedieron solo en el 2012, incluyendo el de Sandy Hook.

Algunas fuentes afirman que este es el mayor atentado motivado por cuestiones raciales en nueve décadas de la historia de Estados Unidos.

(Con información de Mother Jones y AP)

El sol empieza a salir detrás del campanario de la Iglesia Emanuel. Foto: David Goldman/ AP

El sol empieza a salir detrás del campanario de la Iglesia Emanuel. Foto: David Goldman/ AP

 

Una mujer camina hacia el trabajo a unas cuadras de la Iglesia Emanuel. Foto: David Goldman/ AP

Una mujer camina hacia el trabajo a unas cuadras de la Iglesia Emanuel. Foto: David Goldman/ AP

 

 

Najee Washington sostiene una foto de su abuela Ethel Lance, una de las nueve personas que murió en el tiroteo del miércoles, mientras posa para un retrato fuera de su casa. Ella “se preocupaba por todo el mundo . Se encargó de personas. “Eso es lo que era y eso es lo que siempre será.”. Foto: David Goldman/ AP

Najee Washington sostiene una foto de su abuela Ethel Lance, una de las nueve personas que murió en el tiroteo del miércoles, mientras posa para un retrato fuera de su casa. Ella “se preocupaba por todo el mundo . Se encargó de personas. “Eso es lo que era y eso es lo que siempre será.”. Foto: David Goldman/ AP

 

ArQuadious Holmes, de 9 años, sobrino nieto de Susie Jackson, quien murió en el tiroteo del miércoles, juega a las escondidas mientras la sobrina de Jackson, Sherry Alcaparras, se apoya en un coche durante una reunión de la familia fuera de la casa de Jackson. Foto: David Goldman/ AP

ArQuadious Holmes, de 9 años, sobrino nieto de Susie Jackson, quien murió en el tiroteo del miércoles, juega a las escondidas mientras la sobrina de Jackson, Sherry Alcaparras, se apoya en un coche durante una reunión de la familia fuera de la casa de Jackson. Foto: David Goldman/ AP

 

Peggy Blake muestra un cartel que hizo para los familiares de Susie Jackson, quien murió en el tiroteo del miércoles, mientras camina por su barrio hacia el memorial. Foto: David Goldman/ AP

Peggy Blake muestra un cartel que hizo para los familiares de Susie Jackson, quien murió en el tiroteo del miércoles, mientras camina por su barrio hacia el memorial. Foto: David Goldman/ AP

 

Olina Ortega, izquierda, y Austin Gibbs encienden velas en el memorial de la acera. Foto: David Goldman/ AP

Olina Ortega, izquierda, y Austin Gibbs encienden velas en el memorial de la acera. Foto: David Goldman/ AP

 

Gary y Aurelia Washington, centro izquierda y derecha, hijo y nieta de Ethel Lance, quien murió en el tiroteo del miércoles, dejan un memorial en la acera delante de la Iglesia Emanuel. Foto: David Goldman/ AP

Gary y Aurelia Washington, centro izquierda y derecha, hijo y nieta de Ethel Lance, quien murió en el tiroteo del miércoles, dejan un memorial en la acera delante de la Iglesia Emanuel. Foto: David Goldman/ AP

 

Walter Jackson, a la derecha, el hijo de Susie Jackson, quien murió en el tiroteo del miércoles, recuerda historias sobre ella durante una reunión familiar en su casa. Foto: David Goldman/ AP

Walter Jackson, a la derecha, el hijo de Susie Jackson, quien murió en el tiroteo del miércoles, recuerda historias sobre ella durante una reunión familiar en su casa. Foto: David Goldman/ AP

 

Noah Nicolaisen, de Charleston, Carolina del Sur, se arrodilla en un monumento improvisado. Foto: David Goldman/ AP

Noah Nicolaisen, de Charleston, Carolina del Sur, se arrodilla en un monumento improvisado. Foto: David Goldman/ AP

 

Un oficial de la ley se sienta en su coche durante el bloqueo de una sección de Calhoun Street, cerca de la Iglesia Emanuel. Foto: David Goldman/ Cubadebate

Un oficial de la ley se sienta en su coche durante el bloqueo de una sección de Calhoun Street, cerca de la Iglesia Emanuel. Foto: David Goldman/ Cubadebate

 

Lisa Doctor se une a un círculo de oración frente a la Iglesia Emanuel. Foto: David Goldman/ AP

Lisa Doctor se une a un círculo de oración frente a la Iglesia Emanuel. Foto: David Goldman/ AP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*