Amor, Amor y Romance

¡QUE SED TENGO DE TI!

¡Qué sed tengo de ti!… Eres la fuente que corre cristalina ante mis ojos, y son inútiles mis brazos flojos para hacer que se tuerza la corriente.   Inútilmente domino […]
¡Qué sed tengo de ti!… Eres la fuente
que corre cristalina ante mis ojos,
y son inútiles mis brazos flojos
para hacer que se tuerza la corriente.
 
Inútilmente domino mis antojos
y trato de olvidar inútilmente.
Sueña mi mente con tu tersa frente
y con el vino de tus labios rojos.
 
¿Qué daño habré hecho yo, que en mi camino
todo me llega tarde?… Si es mi sino
cargar el fardo de mi vida trunca,
que no te vuelva a ver, yo te lo pido
por Dios!… ¡Cuánto mejor hubiera sido
 que no te hubiese conocido nunca!
 
“El alma que hablar puede con los ojos,
también puede besar con la mirada.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*