Amor, Amor y Romance

Carta hermosa

Estimada señorita: Desearia con todo mi ser co- rresponder al afecto que usted me brinda y prote- gerla como yo creo que se merece por ser la pu- reza hecha […]

Estimada señorita: Desearia con todo mi ser co-
rresponder al afecto que usted me brinda y prote-
gerla como yo creo que se merece por ser la pu-
reza hecha mujer.

A vuestro lado me lleva la ruta mas hermosa que he conocido, es grande el pesar cuando estamos lejos, pero saber le conviene que yo tengo bien guardado para usted un trofeo.

 

Mi petinar solteria, que entregare con gozo realmente inmenso, yo quiero obtener, su consentimiento para visitarla, para aumentar mi dicha para cubrirla de besos y llegar a sus tesoros mas preciados.

 

En todo esto resumo las metas que siempre he deseado. Pero tambien su ordenada forma de vida es digna de todo respeto merece mi profunda admiracion.

Por eso conocernos intimamente y nuestras vidas entreteger cuanto antes es lo mejor para nosotros dos.

Apasionado y hondamente la quiero a Usted joven hermosa, como es natural yo deseo proceder con toda prontitud y eficacia a fin de presentarla luego al altar de la Iglesia y no engañarla vilmente, pues pienso que es Usted la más pura y el modelo inevitable de mujer buena y casta que pueda haber existido.

 

Asimismo, deseo depositar en Usted todo el secreto de mi alma e impedir que mis venas se quemen con ardiente pasión y despues de haber formalizado nuestras relaciones y haber comunicado a su madrecita y hermanitas, quedaría mi verdadera pasión correspondida al fin de que la haga muy feliz ante tanta emoción.

La verdad le digo que el más afortunado cupído, mirándonos con tan ardiente anhelo, envidiaría nuestra dicha pues créame que el conocer la felicidad matrimonial que desea toda mujer es lo más importante de la vida.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*